"No tengas miedo, solo soy un gatito": Lo que decían dos niñas 'poseídas' por un personaje ficticio de la Red mientras apuñalaban a su amiga 19 veces

Durante meses planearon matar a su compañera de escuela para convertirse en adeptas de 'Slender Man', un meme de terror creado en un foro de Internet.

Sucesos del Mundo - 27/08/2019

Un nuevo documental de la cadena Crime + Investigation revela nuevos detalles espeluznantes sobre el intento de asesinato que estremeció a la sociedad hace cinco años, cuando dos niñas estadounidenses, de 12 años, intentaron matar a su compañera de la misma edad, porque así "se lo ordenó" Slender Man, un personaje de terror ficticio.

El ataque

El 30 de mayo de 2014, Morgan Geyser y Anissa Weier atrajeron a Payton Leutner al bosque bajo pretexto de jugar al escondite, donde la apuñalaron 19 veces y abandonaron para que muriera. Posteriormente declararon ante los agentes que lo hicieron porque querían unirse al terrorífico culto de Slender Man y convertirse en sus sirvientes o agentes de terror.

Geyser y Weier, de Waukesha (Wisconsin, EE.UU.), creían que el espeluznante meme de Internet —hombre delgado, extremadamente alto, con brazos muy largos, con un rostro sin rasgos faciales y que viste un traje formal negro— era real. Aseguraron que Slender Man las había visitado en sus sueños y amenazaba con matar a sus familias si no asesinaban a Payton.

Estuvieron planeando el ataque durante meses. El día antes del crimen, el cumpleaños de Morgen, la víctima fue invitada a su casa para una fiesta de pijamas, donde las amigas originalmente planearon apuñalarla por la noche. No pudieron hacerlo. Entonces, al día siguiente, tomaron un cuchillo de cocina de la casa y se dirigieron al bosque para jugar al escondite y cuando Payton estaba agachada, Morgan y Anissa se abalanzaron sobre ella.

La inmovilizaron y mientras Weier estaba asestando las 19 puñaladas a Payton, Geyser gritó: "No tengas miedo. Solo soy un gatito".

Posteriormente, Weier le confesó a la Policía: "Entonces, le dijimos [a Payton] que íbamos a buscar ayuda, pero realmente no lo hicimos. Íbamos a huir y dejarla morir".

"¿Podría ayudarme, por favor?"

Aunque este terrorífico caso ha sido cubierto por varios medios internacionales, estos detalles se revelan por primera vez en el documental 'Inside The Verdict: Slender Man', que se estrena este 27 de agosto.

Además, el programa recoge las declaraciones de Greg Steinberg, un ciclista de la misma ciudad de Waukesha, quien encontró a la niña herida en el bosque. Payton, desangrada y gravemente herida, logró arrastrarse hacia la carretera, donde fue vista por Steinberg. "Miré y había una niña acostada allí, una niña pequeña, y se veía tan cómoda que pensé que tal vez estaba tumbada al sol", cita Mirror sus palabras.

"Ella me miró y dijo: ¿Podría ayudarme, por favor? Dijo que había sido apuñalada varias veces", recordó Greg, quien contactó a los servicios de emergencia.

Sentencias

En hospital Payton le contó a la Policía lo que le había sucedido y se inició la búsqueda de Geyser y Weier. Las niñas tenían planeado huir al Bosque Nacional Nicolet de Wisconsin, porque creían que allí se encontraba el castillo de Slender Man.

Ambas menores fueron encontradas a varios kilómetros del lugar de los hechos. Tan pronto como la Policía comenzó a interrogarlas, se hizo evidente que Geyser sufría serios problemas de salud mental. Antes del juicio, le diagnosticaron esquizofrenia paranoide, y se reveló que había escuchado voces y tenía alucinaciones desde hacía varios años.

La niña creía que Slender Man era real y que la estaba observando y hasta podía leer su pensamiento.

Tres años después, Weier se declaró culpable de ser parte del intento de asesinato en segundo grado, pero fue encontrada no responsable criminalmente debido a su enfermedad mental. En diciembre del 2017 la menor fue sentenciada a 25 años en un psiquiátrico. Según su acuerdo de culpabilidad, debe pasar al menos tres años en ese centro y aunque salga debe permanecer bajo observación hasta que cumpla 37 años.

Su amiga, Geyser —la que apuñaló a la víctima— fue declarada culpable del intento de asesinato en primer grado, pero debido a su grave estado de salud mental tampoco es responsable criminalmente, por lo que fue sentenciada a 40 años en un psiquiátrico

Noticias más leídas del día