EE.UU.

Condenan a cadena perpetua a un exmarine de EE.UU. por violar y asesinar a una joven japonesa

El 28 de abril de 2016 la joven paseaba por el pueblo japonés de Onna, al norte de Uruma, cuando fue asaltada por el hombre.

Sucesos del Mundo - 04/12/2017
Condenan a cadena perpetua a un exmarine de EE.UU. por violar y asesinar a una joven japonesa

Kenneth Franklin Shinzato, exmarine estadounidense de la base militar Kadena, en la prefectura japonesa de Okinawa, ha sido declarado culpable por violación, asesinato de una mujer japonesa de 20 años. El juez Toshihiro Shibata, del Tribunal del distrito japonés de Naha, confirmó este viernes la petición de los fiscales de imponer al acusado cadena perpetua, al no encontrar indicios de indulgencia debido a la violencia del caso, informa la cadena de televisión NHK. 

El 28 de abril de 2016 la joven Rina Shimabukuro paseaba por el pueblo japonés de Onna, al norte de Uruma, cuando fue asaltada por el exmarine, que la golpeó en la cabeza con una barra, la violó, la apuñaló en el cuello con un cuchillo, después de lo cual abandonó su cadáver. Shinzato, que ahora tiene 33 años, sirvió en la Infantería de Marina de EE. UU. entre 2009 y 2014.

En el juicio Shinzato se declaró culpable de violación de la joven y del abandono de su cuerpo, si bien negó que quisiera de asesinar a la joven. "Su cuerpo no fue encontrado hasta que quedó reducido a huesos; su pena es inconmensurable, incluso teniendo en cuenta el hecho de que el cuerpo fue encontrado con ayuda del acusado, no hay razón para encontrar una sentencia más leve que la cadena perpetua", estableció el juez en su sentencia. El cuerpo gravemente desfigurado de la mujer fue hallado en un bosque tres semanas después de su desaparición.

El tribunal, compuesto de tres jueces y un jurado de seis miembros, estuvo de acuerdo con la Fiscalía, al ver claras señales de la voluntad del exmilitar de asesinar a la joven, asfixiándola con las manos y apuñalándola en el cuello. Además de a cadena perpetua, el exmarine también fue condenado a trabajos forzados, por lo que será obligado a trabajar para ganarse el sustento, según la web del Ministerio de Justicia de Japón.

El caso ha levantado una gran controversia entre la población japonesa de Okinawa, que pide eliminar las bases militares estadounidense en la isla, construidas tras la Segunda Guerra Mundial, tras otros casos similares ocurridos en la región.

Noticias relacionadas