El Grupo Planeta ha confirmado hoy que trasladará su sede social de Barcelona a Madrid después de que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, haya asumido la declaración de independencia aunque posteriormente haya suspendido sus efectos.

Puigdemont ha afirmado hoy que asume el "mandato del pueblo" para que "Cataluña se convierta en un estado independiente en forma de república", pero seguidamente ha propuesto "suspender los efectos de la declaración de independencia" para abrir la puerta al diálogo. Es decir, creen que ha habido declaración formal unilateral de independencia. 

Un portavoz del principal grupo editorial y audiovisual español ha recordado el comunicado que difundió el lunes Planeta, en el que informaba de que el consejo de administración adoptaría la decisión de cambiar de sede en el caso de que Puigdemont hiciera una declaración de independencia de Cataluña.