Dos miembros de Al Qaeda entre los doce muertos por drones de EEUU en Afganistán

Sucesos del Mundo - 20/03/2017

 

Al menos doce supuestos insurgentes, entre ellos dos miembros de la red terrorista Al Qaeda, murieron en bombardeos de drones estadounidenses en las provincias de Paktika y Paktia, en el este de Afganistán, informaron hoy fuentes oficiales.

"Un bombardeo de dron estadounidense tuvo como blanco y mató a dos miembros de Al Qaeda identificados como comandante Hazmat y comandante Haroon el sábado en el distrito de Barmal, en la frontera con Pakistán", indicó el portavoz del gobernador de Paktia, Rahman Ayaz.

La fuente, que no pudo precisar la nacionalidad de los fallecidos, afirmó que hacía tiempo que estaban activos en la zona, donde tomaban parte en acciones "antigubernamentales".

El pasado noviembre, el Pentágono confirmó la muerte de Faruq al Qatani, líder de la organización liderada por Ayman al-Zawahiri en esa zona de gran inestabilidad y presencia de Al Qaeda.

También el sábado, diez presuntos insurgentes, cinco de ellos ciudadanos paquistaníes, perecieron en otro ataque con dron perpetrado por las fuerzas de Estados Unidos en la vecina provincia de Paktika, indicó el portavoz del gobernador de esa región, Abdullah Hasrat.

Si bien las autoridades todavía están recabando información sobre el resultado de estas acciones por haberse producido en áreas muy remotas, detalló que se cree que los paquistaníes fallecidos eran miembros de los talibanes.

No está claro, sin embargo, si formaban parte de las filas de los talibanes afganos o del principal grupo talibán de Pakistán, el Tehreek-e-Taliban Pakistan (TTP), un movimiento no vinculado al grupo afgano homónimo y más de una década posterior.

Islamabad acusa al TTP de guarecerse en ocasiones al otro lado de la frontera.

"Lidiamos de la misma forma con los insurgentes tanto si son talibanes paquistaníes como talibanes afganos, ambos son una amenaza para la seguridad de nuestra áreas", afirmó Hasrat.

La OTAN continúa en el país en misión de asistencia y capacitación de las tropas afganas con 13.000 soldados, de los que Estados Unidos tiene previsto mantener a 8.400 este año, alrededor de 6.000 de ellos como parte del contingente de la Alianza Atlántica y el resto en tareas antiterroristas.

Como parte de su misión antiterrorista en el país, las fuerzas estadounidense realizan a menudo bombardeos para dar apoyo aéreo a las tropas afganas y ataques con drones contra objetivos insurgentes previamente identificados a través de información de inteligencia.

La violencia en Afganistán se ha ido intensificando durante los últimos dos años, tras el final de la misión de combate de la OTAN, y en este momento el Gobierno controla apenas el 57 % del territorio del país, según el Inspector Especial General para la Reconstrucción de Afganistán (SIGAR) de Estados Unidos.

Noticias relacionadas